jueves, 10 de agosto de 2017

LAS TABERNAS DE CORDOBA





EL BAR COLON 

Ahora que el Ayuntamiento ha editado un librito en el que habla de las "Tabernas de Manolete", nosotros queremos citar "El Bar Colón"

El BAR COLON desaparecido en 1967, se puede considerar uno de los Bares que siempre consideró Manolete como algo suyo, ya que tuvo una gran amistad con su dueño Luis Moreno Posada. Este Bar estaba bien decorado y era acogedor; tenía un amplio mostrador situado en la parte derecha del local. En el centro disponía de un salón bastante amplio, con cómodos veladores en torno a unas ordenadas mesas. Al fondo los servicios, y en el lado izquierdo disponía de tres estancias o cuartos reservados con puertas independientes. La primera según se entraba a la izquierda estaba dedicada al torero "Manolete", y de sus paredes colgaban multitud de cuadros con motivos taurinos. Como  camareros  había dos empleados, Antonio, que tenía gafas  y Rafaelin, sobrino del dueño, que era más bajito. Algunas veces también trabajó de camarero “El patillas”, Navarro de nombre y que era también peluquero de la  Universidad Laboral..

En este Bar Colón, y a finales del mes de abril del 1943, tendría lugar una reunión entre él  empresario taurino Eduardo Pagés, que se vino para Córdoba, nada más terminar la Feria Taurina de Sevilla. Aquí en el reservado conforme se entra a la izquierda, y se encontró con José Flores Camará, apoderado de Manolete y el gran Califa del toreo. El empresario sevillano quería contar con el diestro cordobés para la Feria de 1944, pues los espectadores en esta pasada Feria de 1943, así lo habían demandado.

Según parece, se reunieron en este bar por exigencia de Manolete, huyendo de los periodistas que les esperaban en la puerta del Hotel Regina, lugar habitual donde se hospedaba el empresario sevillano cada vez que venía a Córdoba. Paco Cerezo, que se consideraba amigo personal del torero se molestó mucho porque la reunión no se celebrara en su Bar, que estaba en la esquina de la Calle Torres Cabrera, en donde está hoy el supermercado DIA..

El Bar Colon, era un bar puntero en Córdoba para aquellos tiempos, pues incluso ponía terraza de verano, con veladores de madera en color rojo, incluso con sus toldos de protección.

Era de los pocos bares que ponían “tapas” en Córdoba, ya que no era costumbre por aquí lo de “comer con el vino”. Destacaban los calamares, el bacalao frito, las mollejas, los muslos de conejo, la ensaladilla, los callos y la carne al jerez. En cuanto a los callos, tenía una disputa permanente con la Taberna de Paco Cerezo, ya que la mujer de éste los ponía con una calidad insuperable.

A partir del año 1956, se convierte en el Bar de referencia para los alumnos, los profesores y los empleados de la Universidad Laboral de Córdoba. También de aquí partían los autobuses de la nueva Empresa Cervezas el Águila que se instaló en plena Cuesta de Rabanales; por cierto el jefe de coche de los empleados del Águila fue durante algún tiempo el poeta y ex-alumno de la Universidad Laboral, Carlos Rivera que trabajó en esta empresa como administrativo..

Este Bar, como tantas cosas, desapareció en 1967, adquirido por la inmobiliaria Noriega que levantó en su lugar un elegante edificio de pisos y situó incluso sus oficinas.


CASA PERFECTO SEOANE (Esquina con Cruz Verde)

A principios del siglo XX hubo una llegada masiva de gallegos a nuestra ciudad, procedentes de los municipios de PAZOS DE BORBEN, MONDARIZ, Y PUENTEAREAS, todos ellos pertenecientes a la provincia de PONTEVEDRA.  

Entre estos "Gallegos" hay que destacar a MANUEL ALEN SOTELINO (1893-1979) y JOSE PAZOS BAULLOSA (1887-1974). que fueron los primeros que llegaron a Córdoba. Más llegaría PERFECTO SEOANE CARBALLO (1905-1978), que vino reclamado para trabajar de mozo en la Taberna..

Estos gallegos fueron abriendo tabernas en los barrios más emblemáticos de Córdoba. Eran tabernas que vendían vinos, vinagres y aceitunas, como aparecían en los rótulos en las puertas de estos establecimientos..

La más antigua de todas parece ser que fue la de la Calle Alfonso XII, esquina a Calle Cruz Verde, fundada a principios del 1900, cuyos propietarios eran los socios MANUEL ALEN SOTELINO Y JOSE PAZOS BAULLOSA, este establecimiento estaba abierto en un edificio que databa del año 1793. Y que sería testigo de cómo aquél 7 de junio de 1808, y desde un balcón de la esquina de enfrente (haciendo esquina con Borja Pavón), disparaba su mosquete  PEDRO MORENO, contra el general francés Dupont que se disponía a entrar por la Calle Alfonso XII, una vez derribada a cañonazos la Entrada de Puerta Nueva.

En el año 1922, y como era costumbre habitual entre los "gallegos" estos dos socios se trajeron  desde GALICIA a PERFECTO SEOANE CARBALLO (1905-1978), para que trabajara de mozo en la Taberna. Entre otras cosas la hacía al calor de su padre MANUEL SEOANE SOTO (1875-1935), que ya estaba trabajando en esta ciudad, colocado en la antigua MENGEMOR (hoy ENDESA) como farolero, persona que encendía y apagaba los faroles de las calles

PERFECTO SEOANE CARBALLO, después de trabajar algo más de 18 años como mozo, se quedaría con la parte de la Taberna que le correspondía a JOSE PAZOS BAULLOSA, porque éste sintió "morriña" y se marchó a su Galicia natal. Entonces la sociedad de esta Taberna se consolidó aún más al casarse los dos socios, PERFECTO SEOANE Y MANUEL ALEN, con dos  hermanas gallegas, llamadas ERUNDINA GONZALEZ SOBRINO (1902-1990), Y CLAUDINA GONZALEZ SOBRINO.(1905-1989). 

En el año 1952, la sociedad de esta Taberna se deshizo, y sería PERFECTO SEOANE CARBALLO, el que se quedó solo como único propietario, renombrando la Taberna con el nombre de   "BAR PERFECTO SEOANE".

Esta Taberna ha sido famosa por la crianza de sus propios vinos, que primeramente eran transportados desde el lagar en pellejos, que se iban vaciando en los barriles de la Bodega, que tenía en su interior y a la entrada en el portal; después a través de barriles grandes, traídos desde la Estación en carros con mulos y, por último en camión cisterna. Esta Taberna se caracterizó porque empezó a vender el vino en unos Botellines de (2 medios), y que luego se servían los clientes en sus copas o vaso si lo preferían. También destacó esta simpática Taberna por su "bacalao-rebozado". La Taberna estuvo atendida por PERFECTO SEOANE, CARBALLO, hasta su muerte en 1978, Luego le seguirían sus hijos IGNACIO SEOANE GONZALEZ Y MANUEL SEOANE GONZALES, has finales de los años 1990.

La Taberna se abría a las cuatro de la mañana, y era frecuentada por muchos trabajadores, que solían tomar el café, el coñac, el anís, y los sol y sombra en las mañanas. Los domingos eran los cazadores y excursionistas los clientes más habituales en la madrugada. De vez en cuando aparecía por aquí Don Ricardo Molina Tenor, que acompañado de sus amigos y a veces de sus libros, eran clientes del vino. En esta Taberna su clientela fue tan variada que podemos decir que fue desde un alcalde como JULIO ANGUITA, hasta los marmolistas García Rueda, pasando por las pieles de Manuel de la Torre.

A la muerte de MANUEL SEOANE SOTO (El farolero), hecho que ocurrió en el año 1935, le quedaría a su esposa una pensión de viudedad de UNA PESETA DIARIA, y que suhijo PERFECTO, se la mandaba a su madre DOLORES CARBALLO MARTIN (1884-1954), hasta el año 1954, en que esta murió.


LA TABERNA "HUEVOS FRITOS"

En San Lorenzo a principios del siglo XX lo que no faltaban eran Tabernas, ya que en la misma Plaza estaba la Taberna de Armenta, que se puede decir que era la "emblemática" del Barrio, incluso tenía una especie de sucursal en la acera de enfrente que era regentada por la familia de Arjona, que luego emparentó con los Bojollo, familiares del sacristán..

En estas Tabernas como en la mayoría de las que había en Córdoba, lo suyo era el vino puro y duro, y entonces en la Esquina con Arroyo de San Lorenzo y Santa María de Gracia, surge una Taberna, que pudiéramos decir que en aquellos tiempos 1930, era la quinta Taberna próximas a la Plaza de San Lorenzo, pero que como algo de distinción fue una de las primeras que contó con una cafetera exprés, por lo que el café era muy acreditado.

1º.-LA TABERNA DE LUQUE

El primer Tabernero fue un tal Francisco Luque Portero (1890-1971), casado y con varios hijos, y que vino de la Calle Alfonso XII. Luchó lo que pudo por esta Taberna y la aguantó hasta que en el año 1940, llegó desde La Calle Ronquillo Briceño, el matrimonio formado por Ángel Calea Gracia /1900-1985), y  Josefa Escobar Cívico (1903-1991), que entraron en esta Taberna con la voluntad de remozarla y darle una buena orientación.

2º.-LA TABERNA "HUEVOS FRITOS"

Antes de citar nada, agradezco a María Bojollo Arjona, (1922), y Ángel Ogallas Gavilán (1928), que me pusieron en la pista de las personas que me facilitaron la oportuna información y entre ellos quiero destacar a un familiar de don José Torres Molina, para averiguar el porqué de este simpático nombre de "HUEVOS FRITOS"·

Fue del Salón Confitería la Perla de donde consiguieron una máquina usada y antigua del tipo "PAVONI" de tres chorros, y de momento se cundió de que vendían buen café. Ellos procuraron también que se vendieran copas de coñac y anís, además del vino, que era el auténtico negocio de aquellos en todas las Tabernas.

 Pero el amigo Ángel Calea Gracia, era un hombre muy temeroso de las enfermedades sobre todo mirando a los cinco hijos pequeños que tenía. De tal forma, que un día, aprovechando que el médico don Manuel Pastor Gómez (1901-1995), que  era prácticamente su vecino, tomaba el café como todos los días, le preguntó: -"Don Manuel que tendría que hacer yo para proteger a mis hijos del resfriado y la gripe que tanto nos abunda",  y el médico le contestó: "Dale mucha fruta, sobre todo naranjas para que aporten muchas vitamina C, y también le puedes dar un "HUEVO FRITO", que aporta SELENIO y es muy bueno para la producción de glóbulos blancos que potencian la defensa contra los virus".

El Tabernero le faltó tiempo para comentarle lo del "HUEVO" a su mujer, y esta ni corto, ni perezoso, empezó a darle a sus hijos "UN HUEVO FRITO" en día alternos, antes de marcharse al Colegio o la Miga, como se decía antes. Los tabernera por suerte no carecía de huevos, pues su suegro, Victorio, el barbero, de la Calle Tafures, tenía buena relación y parentesco con personas que se dedicaban al transporte del aceite en aquellos "pellejos" por lo que el aceite de oliva, no le faltaba nunca en su casa. Y como solía ocurrir en aquellas fechas de carestía y estraperlo, habían llegado a una especie de acuerdo tácito, con María Martínez Ortega (1907- 1995) una simpática gaditana, vecina de Arroyo de San Lorenzo, y que al tener una pequeña granja, le cambiaba UN LITRO DE ACEITE, por 3 DOCENAS DE HUEVOS, que era la equivalencia que se había establecido en aquellos tiempos por la "LEY DEL ESTRAPERLO".

Era tiempo de Cuaresma y en uno de aquellos Quinarios que celebraba la Hermandad del Calvario, habían invitado al canónigo don José Torres Molina (1902-2001), para que predicara en el sermón, y bien que lo hizo. El último día sobre todo, el cura se lució, pues en su sermón citó a San Rafael, a San Lorenzo, a la Fuensanta y hasta a María Auxiliadora, fue un sermón que le gustó a la Hermandad, y por boca de Manuel Pérez Casas (1913-1963), el canónigo oyó la expresión: "Padre, con ese sermón, hoy ha cortado usted orejas y rabo".

Terminó el Quinario y al día siguiente por la mañana, viernes, era el Besa-pies del Cristo, y el canónigo quedó tan contento del sermón del día anterior, que a la mañana siguiente se ofreció para decir la Misa de Hermandad en la Capilla del Cristo antes de que lo expusieran al Besa-Pies. Terminada la Misa, en la Iglesia se quedaron los hermanos colocando al Cristo en medio del altar mayor para su veneración, para lo cual se cerró incluso la Puerta de la Iglesia, y mientras José Mª Parejo, como Hermano Mayor, y varios directivos más, acompañaron a don José Torres Molina, a tomar Café, en la Taberna  de "La Esquina" como se le decía en aquellos tiempos. Estando en el mostrador pidiendo los cafés,  don José Torres Molina, tuvo necesidad de ir al WC, que estaba hacia la izquierda en el patio. Al pasar en dirección al patio, se cruzó con una habitación que existía entre el mostrador y el patio, y allí observó como tres críos daban cuenta de tres "HUEVOS FRITOS", que tenían sobre la mesa. Al volver del patio y llegar de nuevo al mostrador, lo primero que dijo fue: "He visto a tres chicos comiéndose unos estupendos "HUEVOS FRITOS", y la verdad es que me ha dado gana de uno. ¿Quiere usted que se lo ponga, le dijo el Tabernero, y el cura contestó: "Claro que si, y que esté como los de los chicos". Y el Tabernero por corrección hizo extensible el ofrecimiento de "UN HUEVO FRITO", a los cuatro o cinco clientes que allí había, y le faltó tiempo a su mujer para prepararlos. La cuenta la pagaría Manuel Pérez Casas (1910-1963), este simpático vecino de San Agustín que hacía las veces de tesorero de la Hermandad, y fue uno de los fundadores de la Peña de "LOS BIRUNDI".

No hace falta decir que en aquellos años, el canónigo don José Torres Molina, volvería a predicar el Quinario de la Hermandad del Calvario, e incluso la Novena de María Auxiliadora, y siempre que le insinuaban lo de tomar cualquier cosa, café o lo que fuera, siempre decía: "SI, A LA TABERNA DE LOS HUEVOS FRITOS", y ya se sabe que lo que dicen los curas queda para siempre en la memoria.

3º.-LA TABERNA EL "GALLEGO"

A pesar de los Huevos, cinco hijos eran mucha carga y Ángel Calea, dejó la Taberna y se la traspasó a un gallego Rafael Iglesias, que ya venía de "rebote" de una Taberna que tuvo en la Calle Encarnación Agustina, esquina con la Calle Santa Inés. Con su llegada quiso cambiar algunas cosas y en los asuntos del Café pudo aprovechar de que en su puerta se situara UNA JERINGUERA, Concepción González Ruiz, (1910-2005), lo que hacía más apetecible el tomarse un café. También intentó atraer clientes con la "golosina" del juego del Bingo (Lotería), que Evaristo Espino Sánchez (1914-1976), cantaba jueves, viernes y sábados. Pero ni aún así creyó él que la Taberna le era rentable y al final de 1950, traspasó la Taberna y se marchó a Venezuela.

4º.-CASA LUIS BRAVO

Al principio de los años 1960, llegan a San Lorenzo un matrimonio formado por dos excelentes personas; de un lado Luis Bravo Jurado (1915-2001), y de otro su esposa, Carmen Araujo Hidalgo (1921-2007), ambos con mucha solera y venían de la Puerta de Almodóvar. Empezó su andadura con muy buenas maneras y estilo y se trajo para sí nuevos clientes, entre ellos la propia "PEÑA DE LOS MINGUITOS" que había roto con su domicilio anterior. La Taberna adquirió otro tono más acogedor y la cocina daba buen olor por sus tapas, que ya se empezaban a consumir. La guinda la puso este matrimonio, al admitir a un joven Manuel Muñoz López, más popularmente conocido como el "GATO CHICO", que aunque era de la saga de los "gatos" fue un encanto como persona y como trabajador en el Bar, además mereció toda la confianza de este matrimonio, que al no tener hijos, dio la impresión de que siempre le trataron como si de un hijo se tratara. En el año 1974, este hombre con apenas 60 años, decidió dejar la Taberna y volver a su añorado Barrio de la Puerta de Almodóvar y hasta se preocuparon de dejar colocado al "Gato chico", que terminaría trabajando en la Diputación..

5º.-CASA "PEPE"

En el año 1974, Pepe Jiménez Torres (1917), conocido sumamente en San Lorenzo, por su profesionalidad,  sentido del tacto y la discreción para estar detrás de un mostrador. Llegaba a esta Taberna después de haber estado en Casa Manolo el de las Quinielas, desde el año 1954. Antes ya anduvo por San Agustín y la Beatilla, lo que le daba un gran bagaje de profesionalidad. En toda esta operación de Taberna, su mujer aportó sus excelentes condiciones de cocinera, y estamos en condiciones de decir que aún se recuerdan aquellos callos. Pepe ejerció una labor "lógica" de tirón de clientes y su Taberna, con aprovechamiento del Patio y Terraza de Veladores, se puso a la cabeza de las Tabernas de la zona. A la "PEÑA DE LOS MINGUITOS", se unió la "PEÑA EL OCTAVO", y algunos grupos más de amigos. Incluso un año llegaron a montar una Cruz de Mayo en el Patio, hecha con cáscaras de avellanas. La Taberna estaba en su mejor apogeo nunca conocido, pero la "piqueta" y el "valor inmobiliario", en 1987, obligó a Pepe Jiménez Torres a buscar otra Taberna, esta vez enfrente del Colegio Salesiano, en donde cumplidos los 70 años, se jubiló

6ª.-TABERNA "TU MOMENTO"

El inmueble al que pertenecía la Taberna, en sus distintos nombres, fue derruido y obrado al poco tiempo. Lo que era la Taberna, pertenecía a un inmueble de dimensiones muy grandes, y que incluso fue una importante Casa de Vecinos, en donde vivió toda una saga de buenos EMPEDRADORES, como fueron los López Ordoñez, los López Almedina, y los López Almoguera, gente muy significativa del Barrio.

En esta casa también tenía el Heladero que desde Alicante venía todos los años para hacer la temporada de verano. Y también en este inmueble tuvo su carnicería "Pepe la Fila", cuyo nombre era José Bejarano y era cuñado del "Niño Dios", banderillero, y que primo hermano de Manuel Rodríguez "Manolete".

La obra de la Casa se realizó y dejaron un local en la misma esquina para instalar de nuevo un Bar, suerte de negocio que probaron distintos taberneros con regular suerte. Hasta que finalmente llegaron las actuales hermanas que regentan desde el 2007, o cosa así el Bar "TU MOMENTO", un establecimiento muy armonizado, moderno y con buen servicio. Tiene muy buena cocina y la organización es admirable. Los de "TU MOMENTO", viene porque fue la primera Taberna que en San Lorenzo, instituyó el aperitivo con cualquier tipo de bebida. Además el Bar tiene una buena terraza.


TABERNA "LOS GALLEGOS" En la Calle Montero nº 31.

En la década de los años 1960, MANUEL ALEN SOTELINO (1893-1978), que había llegado a Córdoba desde la Provincia de Pontevedra, fundó varias Tabernas, y en el año 1960,  en la Calle Montero nº 31, fundó la Taberna "MANUEL ALEN". Este gallego, tuvo cuatro hijos, José, Manuel, Marcelino y Perfecto, con su esposa ERUNDINA GONZALEZ SOBRINO.(1902-1990)

Al frente de esta Taberna estuvieron sus hijos MARCELINO ALEN GONZALEZ (1930) Y PERFECTO ALEN GONZALEZ (1934). En esta taberna desde primera hora entraban gente sencilla y trabajadora de la zona. Uno de los que solía entrar era José García Repullo, hermano de aquél "Tinte" que fuera jugador del Córdoba y del Atlético de Madrid. Este hombre, era cobrador de Sevillana de Electricidad, y comentaban algunos "medio en broma y medio en serio" que cuando jugaba al dominó y perdía con enfado y de mala manera, solía incluso como dar a entender que le iba a cortar la luz a los que le habían "ahorcado el seis doble". Luego como es natural no pasaba nada. Y de eso el simpático Rafael Carrillo Hidalgo (1909-2000), de la Calle de los Frailes que era el encargado de cortar la luz sabía bastante. También Leonardo Rodríguez García (1931-2007), aquél político puro, que migró desde colaborador de Radio Atalaya de Cabra, la emisora de José Solís, a ser colaborador del Mundo Obrero de Santiago Carrillo; por haber sido vecino próximo a esta Taberna, la eligió más de una vez  para a echar algún que otro "mitin" en sus aspiraciones políticas y electorales, que siempre fueron una constante en su vida. Más de una vez llegó a traer a esta Taberna a compañeros concejales de aquél Ayuntamiento de Julio Anguita (1983-1986), del que formó parte. En esta Taberna, siempre fue considerado como una gran persona.

Era esta una Taberna de Barrio, en donde se bebía bastante vino, vino, que traían ellos de la Bodega que los "GALLEGOS", tenían en la Calle Borja Pavón, haciendo esquina con la Calle Alfonso XII. Tenemos que decir que desde un balcón de esta casa fue desde donde PEDRO MORENO, Juez de Paz de Córdoba, el 7 de junio de 1808, disparó su arma contra el general francés DUPONT, que entraba con sus tropas por la Calle de Alfonso XII. Aquello supuso que los franceses atacaran a sangre y fuego a la población cordobesa, durante 10 días seguidos.

Evidentemente no era Taberna de Tapas, pues no tenía ni cocina, pero si vendía incluso mucho vino para la Calle, y era las propias mujeres las que con el "jarrillo" a veces de lata, iban al "Gallego" a por vino para el guisado. También el vino tinto con gaseosa en verano tenía mucha venta. Pero no cabe duda que la base de la Taberna era el vino.

Volviendo con la Taberna diremos que unos de los clientes más asiduos y fieles que tenía pudo ser Francisco Jiménez "El Guapo" que después de discusiones sin sentido del fútbol, fue a parar a esta Taberna, cuando él había sido toda la vida cliente de Casa Millán, junto a sus amigos, Trenas, Salcedo, Padillo y Vera.

Como él, se sentaban diariamente en una mesa, unos cuatro, que de distintos lugares del barrio, seguían siendo fieles al Atlético de Bilbao. Ellos eran amigos por lo que tenían muchas cosas en común; en primer lugar la escasez económica por su corta paga o la "ayuda"; en segundo lugar un miedo bastante grande a lo que eran las enfermedades y los contagios. Por eso un día el "Guapo" al salir de jugar sus habituales partidas a las porras, (no jugaban a otra cosa); me llegaría a confesar: "Mis amigos y yo, nos vamos a nuestra casa, y después de almorzar al mediodía, nos acostamos hasta la mañana del día siguiente". Eso es una forma de ahorrar dineros, no pasar frío y evitar enfermedades.

Además esta Taberna era frecuentada por los singulares "CHICHARITO". "EL CAPARRIN" y el no menos gracioso "EL MECEDORA", que durante mucho tiempo, con su gracia y simpatía elevaron el Carnaval de la Calle Montero a lo más alto. Eran muy buena gente y la fidelidad a su barrio la llevaron siempre a gala.

La Casa que estaba al lado también era del "Gallego" y allí vivieron dos personajes irrepetibles, por ser buenas personas y gente muy agradable, se trataba de los "HERMANOS COROCOS", que por tener unas cabezas repletas de abundante pelo, le habían puesto este apodo. Fue en el Oratorio de los Salesianos, donde don José María Izquierdo Pérez, les tomó cierta simpatía, por su afán de colaborar y,  un día que vino a cuento, nos presentó la cabeza de uno de ellos, repleta con aquella espesa madeja de pelo, diciéndonos: "Que todo era producto de que se lavaban la cabeza, con jabón Lagarto y después se la enjuagaban en agua con vinagre".

Los "COROCOS" como no pudo ser de otra forma, en unión de algunos, como los Rafael Bueno, Rafael Salazar, De la Coba Ruano, Antonio Sánchez, Pedro Larrea, Francisco Rueda, Paco García, Francisco Chamorro, Manolo Peña, Andrés González, Emilio Soler, Paco Roldán, Manolo Jaén, Paco León, José Urbano, Antonio Sanz, y otros de las mismas Costanillas y de la

Calle Rivas y Palmas, formaron aquél grupo de "traviesos legionarios" que desfilaban de forma maravillosa por las calles, a los toques de la trompeta del singular Luis Ranchal Ramírez, que era uno de los mayores del grupo. Y es que por aquellos años de 1955-56, todo el mundo quería imitar a  aquellos Legionarios, que con el Cabo Gastador, JHONY y su Cabra al frente, hacían las delicias de los chavales cuando venían a Córdoba por Semana Santa.

La Casa adjunta a la Taberna del "Gallego", era también una Casa de bastantes vecinos, que empezaron a irse, unos a Cañero, otros al Campo de la Verdad y al Polígono de la Fuensanta, por lo que poco a poco, el gallego MANUEL ALEN, se fue quedando con la Casa vacía. A la familia de los "COCOROS", por ejemplo, les dio alojamiento en otra Casa de la Calle Marroquíes, muy cerca de la que fue la Casa de los Tafur de larga historia en Córdoba.

El gallego al quedarse la Casa vacía, y mientras le salía un comprador llenó las habitaciones con pequeños talleres de plateros, que daba la impresión de que se "escondían" de todo lo que sonara a impuestos. Allí estuvieron el "López" , el "Ramírez", el "Osuna", el "Rodríguez" y unos cuantos más. Eran pequeños talleres con uno o varios trabajadores, que trabajaban unos para los "Navarro" otros para los "Aguilar" y la mayoría para Rafael Gómez, "El SANDOKAN".

Al final de los años, 1980, y con Hacienda detrás de los plateros, un día llegó a la "Taberna El Gallego", el citado cobrador José García Repullo, acompañado de un jubilado de Hacienda, con el que guardaba amistad desde sus tiempos en la Escuela Obrera del Arroyo de San Lorenzo. El amigo Repullo, quizás para "gastar alguna broma", dijo: "Aquí vengo con un Inspector de Hacienda", aquella palabra de "Inspector de Hacienda" se propagó como una maldición por el patio, por los bajantes, por las tuberías, en donde estaba todos aquellos pequeños talleres, y produjo poco menos que un "terremoto" pues todos los plateros se apresuraron abandonar sus talleres, y la mayoría se dejaron hasta los transistores puestos.

Al principio de los años 1980, y con la caída brutal en el consumo del vino, y la aparición del "Cuba-Libre", esta Taberna dejó de ser lo que era, por lo que uno de los hermanos, PERFECTO ALEN GONZALEZ, se marchó a su Galicia natal. Más tarde y al final de los 1980, y cuando se finiquitó la venta de la Casa, también se marchó MARCELINO ALEN GONZALEZ, a su Galicia natal. Córdoba, ya no era negocio para los "gallegos" que no era otro que la venta del vino. Quizás ellos se dieran cuenta de esta circunstancia, antes incluso que la Bodega de la Sociedad de Plateros. No sabemos nada de la suerte que pudieran correr en Galicia, si sabemos en cambio que los padres y los hermanos José y Manuel, quedaron para siempre enterrados en Córdoba.


LA TABERNA DE "LOS PERROS" Santa María de Gracia

En esta Córdoba que tantas cosas desaparecen, una vez más la piqueta ha echado abajo en dos días (2016), La "Taberna de los Perros". Una Taberna, en la que desde la Palmera que había en el patio, hasta el último cuarto, tienen bastantes historias vividas y para recordar. Un hijo de Joaquín el dueño de la Taberna trabajó en la tabacalera de los familia Pedro López, y en cada cuarto había un poster de aquellos del tabaco, por eso se identificaban los cuartos como; El cuarto del "BISONTE", el cuarto del "GANADOR", el cuarto del "GOYA", el cuarto de "CELTAS", el cuarto de "CAMEL", etc. etc.  Por lo que todo tenía ambiente de juego, de apuestas, y de todo lo que se antojara. 

La excepción era el cuarto del "ANTICARIOL" la pasta que comercializaba Los Laboratorios MEDICAL, en la Calle la Feria, y que su representante, un tal Serrano Domínguez, era cliente asiduo de esta Taberna al que le gustaba "El menudillo de pollo" que ponía la madre de Pepe. Por lo demás esta Taberna, desde que desaparecieron los "Perros" allá por el 1954-55, pasó a ser un pequeño "CASINO DE JUEGO". A la caída de la tarde y antes del sorteo se pasaban todos los días, tres o cuatro vendedores de la ONCE, que llevaban las terminaciones que le gustaban a algunos de los jugadores. El primero que compraba cupones, era Pepe, al que le gustaba el 41, el 27 y el 16, éste solía comprar todos los días alrededor de las 2.000 pesetas de cupones.

En esta Taberna el vino y la cerveza, eran testigos solamente, de lo que consumían los que se dedicaban a jugar, que siempre solía ser CAFE, y después algún "CACHARRO", como le denominaban ellos. Llamaba la atención de esta gente que estaban tan pendientes del juego, que ya pudiera pasar lo que pasara por la calle, que ellos no levantaban la cabeza de la partida o el parchís.

Aunque la Taberna era de apariencia antigua y muy sencilla, por aquellos "cuartos" solía acoplarse una gente que en su mayoría no era del Barrio, gente que para empezar fumaba los tabacos "extranjeros" más rebuscados del contrabando, y casi siempre tenían unas carteras muy repletas. Para ellos la palabra "LECHUGA" era sinónimo de las mil pesetas. En cuanto a los juegos, allí se jugaba a todo, desde el "parchís" juego en el que había grandes artistas, pasando por todos los juegos que las "fichas del dominó" podían "inventar". Pero lo curioso es que hasta la mayoría de los espectadores solían jugar apostando por cualquiera de las parejas en juego. Cualquier cosa era motivo de apuesta. Por aquellos tiempos la circulación era escasa, pero aún así, se llegó a apostar, por el tipo de vehículo que tocaba pasar por delante de la puerta, ya fuera moto, furgoneta, coche o camión. Igual era objeto de apuesta como empezaba el nombre del primer cliente que entrara en la Taberna. Por lo demás allí se daban "timbas" de mucho calado. En una de ellas y debido a lo que se perdió un personaje muy habitual al que apodaban "EL MAERO" se dice que sufrió un ataque a consecuencia de ello. Se puede decir que por este "CASINO" llegó a pasar todo aquél que le gustó el juego. 

Yo conocí a fondo esta Taberna cuando la regentada José Laguna Martínez, que fue la última persona que llevó este negocio, hasta que en el año 2004, cerró su actividad. La Taberna "Casa Joaquín" fue inaugurada en los años veinte del pasado siglo, por el padre de la familia, Joaquín Laguna Castro, carpintero de profesión hasta esas fechas y que  cogió el relevo de los descendientes del bodeguero Rafael Triguillos, para hacerse cargo de la Taberna. El nombre de "LOS PERROS" le fue adjudicado porque siempre que ibas allí a por aceitunas, una cerveza o un refresco ORANGE, los primeros que salían a recibirte eran dos perros peluches y chatos, que ni ladraban ni nada, y que poco les faltaba para desearte los buenos días.

En aquellos tiempos principios de los años 1950, era Joaquín el padre el que atendía la Taberna, que con su mostrador de madera, dejaba un espacio a la izquierda para la entrada a los "cuartos" y la vivienda del tabernero. Era una Taberna en donde se facilitaban muy buenas tapas, de zorzales, pajaritos, conejo, menudillo de pollo, setas adobadas, y caracoles gordos. Era una Taberna más del Barrio, y era concurrida por aficionados al campo y a los peroles. Ya su hijo Pepe. cuando la "heredó" en 1954, la transformó en todos los sentidos, y para empezar hasta los "perros" desaparecieron.

Pepe siempre  estaba en un  rincón. cerca de la máquina del café, dándole la espaldas al único barril de vino que le quedaba. Llamaba la atención de forma especial el trapo que tenía para limpiar los vasos, que habría veces que de haberse caído al suelo, se hubiera quedado de pie. En la varias vitrinas que había para copas de anís o coñac, después de usarlas, cada una volvía a su sitio sin discusión pues quedaban sus huellas señaladas en el polvo de la repisa.

EL CUARTO DE LOS MUSICOS

Otros que tenían derecho a "cuarto" eran los músicos, que solían reunirse en el cuarto del "CELTAS", y es que en esta Taberna, eran muchos los músicos de la Banda de Lepanto, que aquí solían reunirse. En parte porque a los militares le gustaba el "juego" y también porque aquí era a donde venían a contratarlos para tocar en bodas y otros eventos. Fueron muchas las bodas en casa de vecinos, terrazas y bares que ellos amenizaron. También en el Cine Infantas de verano de la Huerta de la Reina, solían actuar en los bailes que allí se daban.

LA NUEVA CASA

En cuanto a la antigua Casa de la Taberna "Los Perros" fue adquirida por el director del PRYCA LA SIERRA, que se ha hecho una casa espléndida. La familia tardó mucho en vender el solar, pues desde el 2004, ya estaba en venta. Los últimos años de esta Taberna, el tal Pepe, con sus rarezas, vivía sólo en la Taberna, y solía tener la cama en medio del Bar, en donde estaba la Televisión. Un día amaneció muerto.

Una de las razones en el porqué tardó en venderse la casa, quizás fuera la crisis, pero también la desconfianza de los que vendía. Ya le pasó a Pepe, una experiencia de que vendió la casa de los Martínez en la Calle el Cristo, y estaba muy contento con la venta, porque dijo que se la habían vendido a unos chavales de Cádiz, jóvenes que la iban a construir. Su disgusto le vino, cuando se enteró de que "estos chavales", a la semana o cosa así,  volvieron a poner un cartel en el solar de "SE VENDE"  y le ganaron 40 millones de pesetas de una mano a otra.




58 comentarios:

Manuel Estévez dijo...

Amigo Ben:


Lamento de todo corazón el atentado que ha sufrido Barcelona, una de las ciudades más importantes de España.

Deseo de todo corazón que no te te haya tocado ninguna desgracia, y os doy ánimo para sobreponeros.

Un abrazo desde Córdoba

Enrique-Jaén dijo...

Buenos días:


Después de esta horrible noche, esperemos que las fuerzas de Seguridad del país, acierten aclarando todas las incognitas de este atentado.

Igua que el amigo Manolo, yo también espero que el amigo Ben, se haya recuperado de todo este episodio. Conozco la Ramblas porque siempre que fui a Barcelona, me gustó pasear por ellas hasta llegar al mar.

En cuanto al atentado, hay mucha gente que de forma inconciente les apoya con sus diatribas y quejas. Nunca se debe apoyar a nadie que mata a seres humanos inocentes.

Esperemos que los políticos no quieran "miserablemente" rentabilizar ningún muerto, pues sería el colmo de la hipocrecía. Lástima que en este trabajo curioso sobre las Tabernas de Córdoba, se hayan tenido que comentar con los atentados.

Menos mal que al final las autoridades catalanas, en su información hablaron en castellano.


Saludos




car res dijo...

Muchas gracias a todos,el terrorismo sólo mira el momento oportuno para actuar y hacer e máximo de daño y nunca es justificable.La verdad es que es una zona que yo frecuento en mis salidas veraniegas,en bicicleta para disfrutar de la belleza de Barcelona,lo mismo hago cuando estoy en Córdoba.Nunca hay que dudarlo Cataluña es España y ha sido un golpe a nuestro país. ben

Manuel Estévez dijo...

Amigo Ben:


Lamento de todo corazón "EL ATENTADO DEL PASEO DE GRACIA" y o en la varias veces que fuí a Barcelona me gustaba hacer el recorrido de arriba abajo, hasta LA PLAYA, y era una sensación muy entrañable.

Lamento de todo corazón las victimas inocentes a mano de gente que utiliza la libertad que se les da, PARA MATAR.

Posibles diferencias aparte. Me alegro de todo corazón de que toda tu familia este bien.


Saludos

Diego de Jerez dijo...

Amigos:

LA TELEVISION

Este medio que le suele comer el "coco a los españoles", cuando consiente que un "grupo del progresismo", marquen las pautas de un país. La Televisión digamos como lo digamos, es la ventana en donde cualquier tipo de "terrorismo" se asoma para su propaganda. Si no hay TELEVEVISION, lógicamente no hay propaganda. Es curioso que cualquier accidente, acto de terrorismo, o cualquier "DESGRACIA" siempre tendrá en la Televisión la pregunta de: ¡¡QUE HAN APARECIDO MAS MUERTOS", Esta pregunta está casi siempre en la boca, de la mayoría de los "LOCUTORES", como por ejemplo el mismo Matías Prats, el que parece que cobra por el "MORBO" de vivir cualquier accidente, atentado o lo que sea.

Ya está bien de tanto rollo de locutores, que en vez de limitarse a los "DATOS OBJETIVOS", adornan todo como si se tratar de un programa tipo a los que presenta "BERTIN OSBORNE", Y es que hablar de criaturas muertas, accidentadas, o afectadas por cualquier desgracia, es cosa más seria que el poco respeto que las "TELEVISIONES LE DEDICAN" . Ellos al hablar de muertos y con detalles e todo y "RECREANDO VERBALMENTE" lo que ha pasado lo que hacen "DARLE UN ESPACIO DE PUBLICIDAD" a los terrorista.

Las Televisiones en general tienen que saber que un atentado es una cosa tan seria, y produce un dolor tan grande, que es una "CANALLADA" querer darle el mismo tratamiento más o menos, como si se tratara de un programa de Belén esteban.

Saludos

Patricio dijo...

Estimado Manuel,
No recuerdo la situación del bar Colón, ni tampoco sé cuál es el edificio Noriega.
¿podías orientarme un poco más?
Gracias

Manuel Estévez dijo...

Amigo Patricio:



El BAR COLON, estaba en el tramo de Plaza que va desde la esquina de la Calle Torres Cabrera, a la esquina de la Calle Osario. El edificio de la esquina de la Calle Osario, es una casa relativamente antigua, y a continuación esta ba VICTORIANO VILLAR, una industria de cristales y vidrio, y a continuación estaba "EL BAR COLÓN", ahí actualmente está lo que fueron la Oficinas centrales de la Inmobiliaria NORIEGA, que a pesar de haber quebrado, todavía estan los letreros puestos.

Tengo que decir que en la empresa VICTORIANO VILLAR, trabajó el que fuera "Mozo de estoques de "Manolete", Guillermo.


Saludos

Manuel Luque dijo...

Amigo Patricio:



Los internos de la Universidad Laboral, en su salida de los domingos, llegaban al "BAR COLON" que era la Para Final del coche, y nada más llegar empezaban una carrera por la Calle OSARIO, para llegar a la Plaza de José Antonio (Hoy Tendillas), para llegar a las Cabinas de la Telefónica y poder llamar a la famila. Hoy existen móviles pero en aquella época el telefono escaseaba.

Recuerdo que había un compañero gran corredor de 400 metros lisos, que se llamaba quiero recordar Bermejo, y que era un apasionado de la Batería y nadda más llegar al BAR COLON, corría como loco para llegar al la Huerta de la Reina, al baile del cine Infantas, para que le dejaran tocar la Batería.

Se puede decir que este BAR COLON era como una prolongación de la propia Universidad Laboral, pues los mismos profesores, les gustaba encontrarse en este Bar. Según tengo entendido hubo incluso una especie de cartel o papel indicador de los horarios del Autobús

Saludos


M. Huertas dijo...

Amigos:


Esa parada del BAR COLON la recuerdo perfectamente, pues allí solía llegar el Chófer ABILIO y se tomaba su café sólo, al contrario que Molina y Félipe, que lo solían tomar con leche.

El único profesor de matemáticas que solía coger el autobús en el Bar COLON, llamado García, se encuentra lógicamente muy mayor y tiene una demencia senil muy profunda.

En aquellos tiempos no eran todos los Bares que tenían veladores o mesas de terraza, pero el BAR COLON, fue un adelantado en ello. El mismo PACO CEREZO, que estaba en la esquina a Torres Cabrera, en donde hoy está el supermerdo DIA, no tenía veladores.

Felicito el Blog, por la descripción que hace de algunas Tabernas, pero evidentemente en Córdoba había otras muy importantes del Centro como era el CABALLO BLANCO, en donde los bocadillos de calamares eran muy famosos.

Saludos desde Huelva






Pepebarcelona dijo...

O soy más mayor,o mis recuerdos del bar Colón son anteriores a los vuestros.Desde luego no lo asocio a los alumnos de la Universidad Laboral.Como dice el Sr. Manuel,reposaba de recuerdos de Manolete en fotografías blanco y negro en marcos de fino canutillo de madera,típico de los cincuenta.Era un bar de los 4-5 que había en Córdoba donde se hacían negocios,charlando con un vaso de vino y una tapa,compra venta de coches de segunda mano,que eran los únicos que habían entonces y que valían una fortuna al alcance de pocos.Mi padre me llevaba,para que me acostumbrara a ver,a escuchar.Desde luego ese mundo se acabó, pero a mi me sirvió mucho como visión comercial,siempre he tenido buen ojo para los negocios.
A partir del 59,creo,vinieron los chicos de La laboral,con sus uniformes de paseo y aquellos autobuses tan raros,que aparcaban enfrente del bar.😎😎😎

Patricio dijo...

Yo soy de una generación algo más joven y algunas de estas tabernas no las recuerdo, pero si me acuerdo a tenor de lo dicho por el Sr. Huertas, del los bocadillos de calamares del bar Caballo Blanco, que los degustaba cuando salía de la escuela de Ingenieros técnicos de la calle Carbonell y Morand, por las tarde/noches.
Imposible olvidarlos, sólo los he probado parecidos en aquella época en el bar Casa Rubio de la Puerta de Almodóvar.

Manuel Estévez dijo...

Amigo Patricio:



Quien no recuerda aquellos BOCADILLOS DE CALAMARES DEL CABALLO BLANCO, aquello pertenece a la Historia de nuestra Córdoba. También andaba por allí el BAR GAMBRINIS, en donde a la ver que se jugaba y bastante al PARCHIS, también había buenos callos.

También por allí estaba la Taberna EL GALLO, que en el mismo sitio que tiene hoy, tenía una parte posterior e incluso una segunda planta, y fue de las primeras Tabernas que tenía timbre en los cuartos.

Y también por encima del Instituto Maimónides había una Taberna, muy discreta, pero también tenía sus clientes. En ella se solía ver al mediodía el de transportes AGENCIA GARRIDO, que era el transporte de la mayoría de la sacas con películas de Córdoba, así como dos veces en semana, 20 docenas del pastel "Manole" que enviaba José Delgado el dueño de la Confitería de San Rafael a uno de Madrid de la C/ Mayor. que se encargaba de distribuirlo en determinados sitios. Estos envios también los realizó el "Pipo", cuando se metió en asuntos de toros.

Saludos

Pepebarcelona dijo...

Perdonad,está noche me he encaminado al lugar de los hechos terroristas para perder el miedo.Españoles y turistas mirando hipnotizados los altares levantados en la Ramblas. He rezado por las almas de los muertos,que Dios los tenga en su Gloria.
Gracias.

Manuel Estévez dijo...

Amigos:


Cada uno a su manera ya lo ha hecho REZAR, para evitar que esto pueda pasar. Todo el mundo normal ha sentido mucha pena y coraje por este atentado.

Los que tenían que quitarse la "máscara" de la hipocrecía, es algunos políticos que da la sensación de que juegan hasta con las degracias.

Saludos





Manuel Estévez dijo...

Amigos de Córdoba:


Si hablamos de Córdoba, hay que hablar de los personajes que de una forma u otra la llenaron.

Hacce unos días, ha muerto Alfonso Gómez López, abogado, Córdoba - (1945 - 2017). Casado con Luisa Aguilar, tuvo tres hijos, Juan, Carmen y Rafael.

Hijo de Juan Gómez Crespo, director del instituto de enseñanza media de Córdoba y presidente del Tutular de Menores de Córdoba. Estudia Derecho, primero en Sevilla, luego en Granada y posteriormente en Madrid[1]

Alfonso Gómez fue un abogado en ejercicio durante más de 30 años, colegiado tanto en Córdoba como en Sevilla. Sacó por oposición plaza en el cuerpo de Letrados Sindicales, siendo presidente del Tribunal de Arbitraje y letrado del Centro de Mediación de Arbitraje y Conciliación de la Delegación Provincial de Empleo de la Junta de Andalucía.

Destacó por su pertenencia a diferentes colectivos sociales de la ciudad como miembro de la Junta Directiva del Círculo de la Amistad, así como asesor jurídico del Córdoba C.F. y presidente del mismo en el año 1986, entre Rafael Campanero y Enrique Cárdenas de Mula.

En marzo del año 2009 se presenta a las elecciones para el Circulo de la Amistad, y perdió las elecciones frente a Federico Roca. Eso le dolió mucho.

Persona afable, buen conversador, vivió la vida de Córdoba, con gran intensidad, y pocas cosas que ocurrieron en Córdoba y sus Tabernas se le pudo escapar.

Heredó de su padre, aunque tarde la idea de escribir y publicó su versión de aquella Córdoba que le tocó vivir, era la Córdoba de la noche y fectiva. En sus libros LA CORDOBA GOLFA, pudieramos decir el 1 Y EL 2, hace un repaso a aquella Córdoba, que él conoció y lógicamente vivió.

Luego en el 2011, publica un tercer libro LA GENTE DE MI PUEBLO, y en donde llega a decir con especial CERTEZA, en Córdoba, hay cordobes, cordobitas y cordobillas". A estos ñultimos los critica porque son personas que insultan al sentir cordobés, por trincones, chpadores de sangre y sinverguenzas.

No hace falta que decir que estuvo ligado al Córdoba Club de Fútbol y fue un amante de las cosas de Córdoba. Quizás ayer se hubiera reido con la gracia de Cádiz, cuando en el primer minuto nos cuelan un gol que es para echar hasta los árbitros del partido.

Descanse en Paz Alfonso Gómez, y la Tabernas de Córdoba, han perdido un enamorado de ellas y su filosofía.

Saludos

Pepebarcelona dijo...

Que descanse en paz.Era de mi quinta y posiblemente compañero de estudios en el instituto,pero él sería de letras y yo de Ciencias.No sabía su trayectoria profesional,haces una buena labor escribiendo sobre ella.

Patricio dijo...

Y que decir de las tabernas casa Guzmán en la calle los Judíos, Taberna Salinas y Casa Rubio en la puerta Almodóvar, incomparables. Dónde he probado de los mejores vinos que recuerdo.
En casa Rubio: las tapas. Recuerdo que con mi amigo "Churumbaque" (no el cantaor), nos comimos un sábado allá por el año 1973, 40 zorzáles aprox. (entre los dos), acompañado de abundante y buen vino.
Él, que estaba bien gordo, me decía: ¡niño, come que estás muy canijo!.
Antes, se hablaba por docenas, en este caso serían unas 3 docenas.
Incluso la cocinera extrañada, tuvo que salir al comedor, para ver quiénes eran los que se estaban comiendo los mismos, ya que los fuimos pidiendo de cuatro en cuatro. Obviamente la felicitamos por lo bien cocinados que estaban.
En fin, eran otros tiempos, otras hambres y risas.
Perdonad mi "perorata".
Un saludo.

Manuel Estévez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Manuel Estévez dijo...

Amigo Patricio:



Conocí muy bien al "Churumbaque" lo buena persona que era y lo que le gustaba la comida. El tema de los pájaros y los zorzales, era muy conocido de él, pues con su Vespa, repartió por toda Córdoba.

La Taberna de "Paco Rubio" y la Peña de los Almanzores, por aquellos tiempos, era un referente de Córdoba.

Aunque en casa Guzmám había su buena Taberna, en los demás sitios de tapeo y copas, en aquellos tiempos se impuso "EL FINO ANA MARIA" de Bodegas Vibora que pegó el pelotazo.

En una excursión que se organizó en San Lorenzo, para ir a Cádiz l autocar entonces pasaba por la puerta del Cuartel de Infanteria de Marina, que estaba cerca de San Fernando. El organizador del viaje al verlo sentado en la puerta (Julio 1959), ordenó que el autocar se parara para saludar al "Churumbaque". Entoces subió al autocar y Isidoro Álvarez, le dio un bocadillo.



Saludos





Pepebarcelona dijo...

No recuerdo de que hubiera un bar en Córdoba, que por gentileza,diera una tapa con la consumición,cosa que si ocurría en otras partes de Andalucía.Hoy día si que ocurre en todos los bares,aunque sean unas aceitunas,que por cierto hay un bar en San Pedro que son /del año/que están muy buenas con el vino.

Manuel Estévez dijo...

Amigos:


En Córdoba siempre se bebió el vino a "palo seco". Uno de los hermanos Alcántara Cervantes, gra bebedor le decía un día a un amigo en el Bar Puerto Rico, "No no quiero aperitivo que me estropea las madres del vino". Eso lo decía ese, y fueron muchos más. José Alcalá, gran amigo y gran persona, decía siempre lo mismo.

Se cuenta la anécdota que le pasó al Rey en la VENTA DEL CHATO, pero que por estar entre Cádiz y Jerez, suena más a graciosa broma que a otra cosa.

En la ESPUELA, una Taberna ya desaparecida del Barrio Gavilán y sus aledaños, a la par que te ofrecían una papeleta de rifa para ayuda del Partido Comunista, solían poner "chochos", (altramuces), para que pudieras picar. Pero esto no ocurría siempre.

En Córdoba, una de los primeros Bares o Tabernas que tuvo esa buena costumbre es el Bar llamado "La Tetona", del Jardín del Alpargate con la Avenida de Barcelona, en donde desde hace ya por los menos 20 años tienen esa costumbre.

Pero aunque ya está eso muy proliferado, en Córdoba, hay un sitio, que con toda seguridad es el más espléndido y está en la Calle el Avellano, puerta falsa con Mercadona, ahí te llegan a poner hasta dos huevos fritos de aperitivo, y hay una espléndida carta para escoger.
El Bar se llama "PEPE PON".

Por la zona de San Lorenzo, está Casa Millán, y el Bar el Momento.

Saludos



Patricio dijo...

Amigo Manuel:
¿cuál es esa anécdota del Rey en la VENTA DEL CHATO ?

Manuel Estévez dijo...

Amigo Patricio:

Al frente de este irrepetible Restaurante llamado "LA VENTA DEL CHATO", está José Manuel Córdoba Serrano, que junto con su hermano Fernando han heredado, el saber y la clase de don Gonzalo de Córdoba, el fundador del "FARO DE CÁDIZ". Esta gente tiene gracia y clase.

Hace unos 10 años tuvimos la suerte de pasar por allí y coincidir con uno de estos hermanos, que nos contó cosas sabrosas en torno "AL VENTORRILLO DEL CHATO", que estaba en el camino que unía a Cádiz con la Isla. Hablamos de vino hablamos de su gracia y hablamos de lo mucho que ellos admiraban el ser cordobés, y al sentirnos a gusto pedimos comer en aquél lugar maravilloso. Un camarero al que apodaba "EL RECOVERO", con una nariz algo descompensada nos contó: "El Rey Fernando VII, "El deseado" en aquél "falso" encierro que tuvo (1823) y que le dejaban salir por donde quería, le gustaba ir por esta Venta, porque aquí encontraba el "genero" que le gradaba. Y el "Chato García" había dejado estilo, discreción y simpatía en aquél lugar y establecimiento. Estuviera el rey "Retenido o no" para ellos era un personaje importante, y le quisieron ofrecer una copa de "FINO MANZANILLA", que era el apodo del personaje con tipo de fraile que solía acompañar siempre al Rey en sus salidas y entradas y era la persona que buscaba la diversión "EL DESEADO". Pero los Taberneros, no eran menos y nada más verlo entrar le pusieron su CATAVINOS CON FINO AMONTILLADO, con tan mala suerte que en el camino y mientras el camarero se llegaba a la mesa del Rey, logró meterse UNA TELA DE ARAÑA de aquél ambiente, en la copa, el camarero preocupado y a fin de disimular el asunto a primera vista, cogió una LONJA DE JAMON, y tapó el catavino, y dicen los castizos de Cádiz que tienen gracia para todo, que ahí nació LA TAPA.

Amigo Patricio, a mi me lo contaron y de esta simpática gente de la Ciudad de Cádiz, hay que esperarlo todo, por ello digo que me parece una anécdota.


Saludos

Rafael San Martin dijo...

Al hablar del Bar Colón, o mejor dicho escribir, me he acordado de una anécdota curiosa relacionada con dicho bar.
Cuando habían las famosas corridas nocturnas, actuaba como banderillero uno conocido como "El niño de la Fuenseca", y con algo o mucho de guasa lo sacaban sus amigos en hombros desde la plaza de toros hasta su barrio.
Enfrente del grupo Colón había un pilón, que ya no está.
Un sábado llevaban al torero en hombros a su barrio, y uno desde el bar Colón, gritó: " Al pilón". Y al pilón tiraron al torero.
Al día siguiente se presentó en el bar Colón "El niño de la Fuenseca" preguntando por quien era el que había gritado: " Al pilón", pero no se enteró de quien había sido.
El que gritó ha trabajado en la misma empresa que el Sr Estévez.
Saludos.

Manuel Estévez dijo...

Amigo San Martín:


Te agradezco tu comentario, pues me consta que eres un hombre muy ilustrado, en la cosas simpáticas de CORDOBA, y es que el BAR COLON, tuvo más importancia en la propia vida de "Manolete" que muchos piratas de la comunicación sean "sabios del cine" como a la izquierda les gusta llamar, caso de Vicente Aranda, o sean críticos de una izquierda que no llegó ni siquiera a conocer a "Manolete".

Indalecio Prieto, y Jaén Morente, tienen frases muy elocuentes para Manuel Rodríguez "Manolete", que a juicio de ellos, fue el mejor exponente de cualquier España que pudiésemos imaginar.

Esa es la Historia, y la certificación de dos personas, que estando en el bando contrario de la "guerra" y ante la visita que "Manolete" les realizara en el exilio de Méjico, quedaron admirados de las muy buenas cualidades de este "Español" que ni fue de Franco, ni de "periquillo de los palotes"..

Felipe González Márquez, en su etapa de de gobierno en España, trajo tranquilidad, y la diversidad política disfrutó en todo el sentido de la libertad.

Pero en aquella época quedaron delimitados perfectamente, lo que eran la gente auténtica de izquierdas, y los "izquierdosos", aquellos que quizás sin llegar a vivir, ni la guerra, e incluso el régimen de Franco, hablan de ello con una "autoridad que es pasmosa". Da la impresión de que algunos de ellos participaron de lleno en aquellas excentricidades del propio régimen.

Algo parecido ocurre con los que hablan de "Manolete" que apenas saben nada de él, y menos aún conocen nada del "BAR COLON", ellos sólo saben que este torero, al que le tenían que besar los pies "Por los que representó para España, de cara al exterior" Al decir que era "Drogadicto", que "Iba a las cárceles" a practicar con los presos políticos, e infinidad de cosas, que televisiones, directores de cine, y políticos odiosos de izquierdas, se han sacado de "Su Mochila del Odio y la Revancha" , atacando a un cordobés de 33 años, que supo tener más dignidad que todos los políticos habidos y por haber.

Recuerdo que mi madre me decía; "Cuando pasaba por la Calle Roelas de camino del Colegio Salesiano, era el chiquillo, más sencillo y más noble que se veía en aquél grupo.

Antonio Fernández Fogie, fue un antiguo empleado del Banco de Santander, y amigo de la infancia de "Manolete". Este hombre de carácter serio y formal estuvo en la RESIDENCIA DE JESUS DE NAZARENO, y allí iba yo, a preguntarle cosas de su amigo "Manolete". Y me contó muchas anécdotas de "Manolete" y del propio "Palitos", primo hermano de "Manolete" y que también fue compañero de él en el Banco de Santander.

A modo de resumen Antonio Fernández Fogie, nos diría poco antes de morir en el 2006. "No cabe duda de que era el más noble de todos nosotros, pues hasta cuando jugábamos con el "CARRO-TORO" debajo de VIADUCTO DE PRETORIO, junto a las Aguas Potables, era él, el que casi siempre el que más veces llevaba "EL CARRO-TORO", y luego sería el único que llegó a figura del toreo." Aquel "CARRO-TORO", lo guardaban en la Carpintería de PERICET, en la Acera de Guerrita.


Saludos

Medina-Huelva dijo...

Amigo:


Desconocía esa anécdota del carro-toro, no me ubico en el lugar porque no conzco bien Córdoba, pero es muy satisfactoria, la distinción que usted hace de gente de izquierdas, e izquierdosos, pero que a lo mejor lo tendría usted que haber nombrado por otro nombre.

Recuerdo que mi padre que si era de Córdoba, nos hablaba cuando éramos pequeños de una gran Taberna a la que denominaban "LA PARRA" y estaba muy cerca de donde pasaba las vías del tren, y quiero recordar que incluso nos contaba que por allí nació un famoso torero de Córdoba, mi padre es que trabajaba en la fábrica de cervezas el Aguila y se tuvo que marchar a Huelva.

También nos llegó a comentar (el ya murió), que cerca de la Estación había un Bar muy grande que estaba las 24 horas abierto y que había ratos que a lo mejor faltaba el Tabernero, y los taxista y los que acudían allí a aquellas horas se preparaban ellos el Café.

Me agradan las cosas de Córdoba



Pepebarcelona dijo...

El Círculo de Labradores,donde se hacían buenos negocios relacionados con el campo y maquinarias agrícolas,sobretodo tractores(de segunda mano,que eran los únicos que habían),tenía una repostería o bar donde se servía muy buenas tapas,pero una de ellas sobresalía y era el medallón de ternera,una especie de hamburguesa en una salsa típica cordobesa,muy fina,donde sobresalía el aroma del vino de Montilla y las especies de la Sierra cordobesa,la farigola (tomillo),el Romero.Pero en tonos muy sutiles.He intentando reconstruir esa exquisita tapa,pero no lo consigo.En mis muchas correrías por los bares de nuestra ciudad,no la encuentro.
Sería un reto para el Sr. Manuel,un estudio de la evolución de la tapa cordobesa,en los diferentes tiempos,que nos ha tocado vivir.

Anónimo dijo...

Como esto va de bares, aclaro lo que pasa por un inadecuado uso de los idiomas, señor de la farigola.
En Córdoba había un bar que se llamaba Savarín, y un buen día un catalán le pidió a un camarero que le sirviera un carajo ( llámase carajo a un café con un poco de brandy, pero en Córdoba tiene otro significado), y el camarero que no sabía más idioma que el vernáculo le dijo: Eso se lo va a traer su "puta madre". Posteriormente se aclaró la cosa, aunque entonces no había autonomías.
Saludos.

Manuel Estévez dijo...

Amigo:


Yo tenía noticias e incluso yo llegué a probar el MEDALLÓN DE TERNERA, pero este lo sirvieron en la repostería del Circulo Mercantil, por la Calle Morerías.

Del Circulo de Labradores, al que yo iba a llevarle "TABACO" del Cubanito, al portero Juan Navarro, otrora Barbero por encima de la Taberna de los Perros, además vecino de la Calle Polacas, y hermano del "Patillas" camarero del BAR COLON.

Yo recuerdo que en aquellas mesas con matel que solían poner en la Calle José Zorrila, daba la sensación que era una amplaición del comedor, y mucha gente antes de llegar para la Feria de Mayo, solía parar allí a comer. Recuerdo que un año, nos llamó la atención a
muchos ver a Marife de Triana, con gente de su grupo, que se comían unos sabrosos "codillos".

Ya por los años 1966, enfrente del Asilo Madre de Dios, había una Taberna-Requena, que los vveladores estaban colocados a un nivel inferior que la calzada, y que ponían unos callos impresionantes, todavía parece que recuerdo al tabernero, un hombre no muy alto, con el pelo en tono pelirrojo,que tenía muy buena cocina.

Cerca de allí y ya por ese tiempo, estaba la Taberna los "Mochuelos", que empezó a poner la "gamba-rebozada" que también se acreditó mucho. Y un poquito más para Santiago estaba el amigo Barinaga, y que su hermana ponía el Pollo-ajillo, como pocos.

Ya Miguelito en la Acera Pintada, ponía los "Buchones-Pescada" que eran exquisitos. Pero antes que el Bar Correo, se especializara en las tapas de lata, estaba la Taberna de Montes de San Pablo, que era una exquisitez.

Tampoco eran malos los callos que ponía Paco Acedo, en su Taberna del Campo de la Merced.

Y en la Calle Sevilla, el mismo dueño de lo que fue el Gran Bar de aquellos años, 1966-70. en la Hostería, ponían unos "HUEVOS A LA FLAMENCA", que eran impresionantes.

Ya también y por aquellos tiempos, en la Calle Marruecos de la Ciudad Jardín había un moro que ponía los auténticos "PINCHITOS", que eran de un sabor impresionante.

Y no digamos el "Queso" que te ponían en los "Toneles" algo fuera de serie, o quizás fuera el hambre de ello que se tenía.

Como no recordar y muy cerca de la Calle Manriquez, aquella Taberna a la que llamaban "El V Califa", que ponía la "Lechuga-frita" de una auténtica maravilla.

Y como no, recordar la "Japuta-adobo" del singular Pepe de la judería, y también recordar la "Mollejas" que ponía Manuel Cabello, Manolo Minguito, en su Taberna de Antonio Maura.

Es bueno recordar en la Taberna la Espuel, aquella en la que se oía a cualquier hora la "PIRENAICA", para daptarse al ambiente de trabajo y escaez, solían poner algunos viernes, trocitos de bacalao crudo y aceitunas.

También es digno de recordar el Calamar-Plancha, del Bar Séneca, al final de la Calle de las Tiendas del Campo de la Verdad.

Y como no recordar ala padre de Pepe García Marín, Ramón García, que fuera dueño del Bar San Cayetano, cuando en los años 1965-1975, en la Calle el Avellano, puso una Tabernilla llamada "Casa Ramón" y ponía los "zorzales en pajarilla" de ensueño.

En la Calle Huelva el Bar Crismona, tenía las mejores almejas del mundo, y también "El cochifrito", que al última hora solían poner en el sótano.

Como olvidarnos del Bar Jardín en la Carretera de Cádiz, que allí te ponían unos "Riñones al Jerez" de espanto.

Y ya para terminar quiero citar los "Boquerones en vinagre" que nos ponían enfrente de la Mezquita, haciendo esquina con la entrada al Caballo Rojo.

Saludos

















































Rafael San Martin dijo...

Sr Estévez:
En la acera del bar Colón había una barbería que la regentaba un pariente de Paco Cerezo que se llamaba Bernabé y que tenía menos pelo en la cabeza que una bombilla, pero que vendía artículos para el cuidado del pelo, y un buen día me dijo que tenía un pelo muy bueno y me ofrecía los productos que vendía, y le respondí que siempre me había tratado el pelo con jabón "Lagarto", y me reconoció que el que tiene un buen pelo no necesita los artículos que él vendía.
Luego a continuación estaba el local de la Tabacalera, que comercializaba también los fósforos.
Pero volviendo a las tabernas, no se nombran las tabernas famosas como "El seis", que había varias, una de ellas cerca de Las Tendillas donde se jugaba muy bien al dominó, otra como Casa Salinas en plena calle Cruz Conde, o la misma de Paco Cerezo que tenía un cuartito donde te ponían un brasero de picón para jugar al dominó, y solo se trata de las tabernas del barrio de San Lorenzo, que son muy importantes sobre todo para el Sr Estévez. En otros barrios no han tenido tabernas , como por ejemplo en la barriada Electro Mecánicas, pero en cambio han tenido la Venta San Francisco que hacía las veces de taberna, pero los vecinos de ese barrio cogían el autobús y se desplazaban a sus barrios de origen a la llamada de las tabernas.
¡ Que tiempos!

Pepe dijo...

Sr. Manuel me descubro ante su sabiduría y buenos recuerdos y que a mi me aviva el cerebro,que ya me hace falta.El asunto es que el tal portero de Labradores,me pelaba a mi,seguramente porque sería amigo de mi padre.Lo hacía en el mismo edificio.Pues si,el medallón era típico del círculo de Labradores,se entraba por la misma calle que e Gran Teatro.Y también lo era del Círculo Mercantil.
ES curioso que no haya dicho nada sobre la tapa típica de ahora ,el dichoso rabo de toro,que en esos tiempos pasaba desapercibido si es que en alguna taberna lo tuviera en su carta.

Manuel Estévez dijo...

Amigo:


No es sabiduria ni mucho menos, es AMOR A CORDOBA y sus tradiciones, para que no venga aalguién de una parte de la izquierda que todo intenta cambiarlo. Eso fue lo que fue, y así lo viví yo.

El tema del "rabo de toro" ya era otro nivel de tapas, y que la primera vez que yo lo ví, sería en el "Mesón de la Luna", en el que por allí aquellandaba de camarero un inquieto Rafael Peña Hidalgo, encargado del archivo de planos de transformadores, y un hombre que anduvo siempre por este mundo de la Hostelería.

Empezó en la Peña del Córdobés, a la subida del Brillante, enfrente del Hotel de mismo nombre, antes estuvo allí LA VENTA DE VARGAS, en relación con la familia Zurito, que vivían en la Calle Morales, y que otra rama tuvo una fábrica de pintura de muebles en lo que luego sería el Cine Rinconcito de verano, y luego el Isabel la Católica de invierno.

Allí en la casa de enfrente vivía una de las hermanas de "Manolete", que se había casado con un militar, este hombre que tenía por buena costumbre acudir todos los sábados a la Taberna de la Sociedad de Plateros, de Calle María Auxiliadora, se tomaba su TAPA DE CARNE CON TOMATE, y sus dos medios de platino. Eran los tiempos en que estaban Andrés Granados y su cuñado Antonio Rojas, personas irrepetibles en esta Sociedad de Plateros.

Luego el amigo Peña, pasó por muchos sitios, alternando su trabajo en el Archivo de Planos de Transformadores, en Cenemesa. Pero lo suyo, era la hostelería, y después de pasar por el MESON DE LA LUNA, estuvo con Francisco Ruiz, en el RINCON DEL CANTE, y terminó siendo el dueño del Restaurante de LOS MONOS ( Cruce deTrassiera), al que le puso el nombre de los "ALMENDROS".


Saludos

Patricio dijo...

Amigo Manuel:

Evidentemente el tema de las tapas es muy subjetivo, ya que hay gustos para todos.
Yo por ejemplo los mejores riñones al Jerez, los he comido en el bar Miguelito de la avenida de Cádiz.
Por cierto, los pinchitos del "moro" de la ciudad jardin yo los he probado en un bar de la calle Antonio Maura.
En la calle Marruecos, no lo recuerdo, salvo que se mudara de sitio posteriormente.

Manuel Estévez dijo...

Amigo Patricio:


Coincidí en fábrica con un compañero llamado Rafael Candel Lozano, que habiendo vivido en San Lorenzo, por los años 1970, vivía por Ciudad Jardín, el fue precisamente el que me convenció para ir a comer a aquél lugar "Los Pinchos", ahora recuerdo que al moro le llamaban "Mustafa", desde luego eran auténticos "Pinchitos Morunos", aquellos con sabor a hierbas que empezamos a consumir en las Ferias.

No cabe duda de que estoy hablando de los años 1970, y no sé si en fecha posterior se pudo cambiar. Estaba hacia una esquina de la citada Calle.

En el Bar Miguelito de la Acera Pintada, (Avenida de Cádiz), se puede comer cualquier cosa porque todo está bueno y exquisito, pero yo he querido mencionar "Los buchones de pescada" que le dieron fama en toda aquella Córdoba.

En octubre de 1994, tuve que atender a una visita que vino a Córdoba de ABB Metron S.A., y entre ellos a Roberto Sellés Neira que era su director y quedaron encantados con las tapas que pudieron saborear en Casa Miguelito, recuerdo que nos atendió el padre ya fallecido.

Hay cosas que no se pueden olvidar como por ejemplo una vez del año 1972, que me llevaron a Granada y allí, cerca del Monumento a los Reyes Católicos, y en una Calle muy estrecha en donde estaba un "Bar los Manueles" nos pusieron un champiñón con jamón que siempre recordarémos.

En el tema de tapas, Granada tiene también mucho que decir, al igual de ser una de las primeras capitales en donde se adoptó la costumbre de poner "un pisqui-labe" con cualquier bebida.


Saludos

Rafael San Martin dijo...

En esto de las tapas se ha establecido una gran dispersión intelectual, y pretendo dar unos datos.
En Córdoba existe la costumbre que se llama " a palo seco". Un medio o una cerveza te la sirven sin acompañamiento. El acompañamiento o sea la tapa te la sirven si la pides y te comprometes a pagarla. En otros sitios es costumbre que te pongan el acompañamiento gratis, porque los taberneros la han incluido en el precio de la vianda liquida ( Sevilla y otras localidades). En Zaragoza hay o había una zona de bares conocida como "El tubo", en la que en el mostrador había una serie de tapas diversas y el cliente escogía las que le gustaban y luego pagaba.
Como el famoso PIB fue escalando posiciones la gente fue adquiriendo poder adquisitivo y el consumo aumentó y entre ese consumo estaba lo de las tapas, y ciertas materias primas tomaron más valor, por ejemplo los rabos en Córdoba, que siendo carne de vacuno de tercera, se cotiza como de primera especial el día de hoy, cuando en Logroño sigue siendo de tercera. En Bilbao las cocochas o los chipirones.
En Córdoba hicieron famosos a los rabos, los flamenquines, el pez de espada, y el salmorejo, y hasta la famosa japuta conocida en Madrid como "que bien me sabe".
En fin, que hemos llegado a una situación de exceso de masa corporal, que es una forma elegante de llamarnos gordos.
He dejado de nombrar a Asturias y Galicia, y no puedo terminar este alegato sin hacer referencia a un establecimiento existente en la plaza de María Pita, enfrente del Ayuntamiento de A Coruña en el que ponen una ternera a la gallega inmejorable y que le gustaba mucho a un futbolista del Deportivo de la Coruña que tiraba los penaltis a lo "panenca" y que ponía nervioso al entrenador cuando los tiraba. María Pita era una heroína similar a La famosa Agustina de Aragón que al parecer era de Barcelona.
Saludos.

Manuel Estévez dijo...

Amigo Rafael:


No cabe duda que por lo mucho que has viajado posees una buena ilustración en el tema de la tapa. Aquí en Córdoba, siempre se ha bebido el vino y la cerveza a palo seco. Había gente que solían decir: "No quiero estropear las madres del vino". (Enrique Alcántara Cervantes).

Pero ya al principio de los años 2000, en algunos Bares o Tabernas, se empezó a poner una especie de aperitivo. Por la zona de San Lorenzo, sería en el Bar "La Tetona" en donde siempre te ponían algo por simple que fuera. Luego en el mismo San Lorenzo, surgió una Taberna, en lo que fue "Casa Huevos Fritos", que le denominaron "Taberna el Momento" en donde en la vitrina muy bien surtida se exhiben una serie de "Momentitos" a los que tienes derecho con cualquier bebida.

Luego en la Avenida de Barcelona, en Bar Ogallas, también te pone una tapa que te la relaciona en lista y todo, pero eso si, te cuesta la bebida algo más cara.

Luego por allí mismo el "Bar la Esencia" es un caso parecido al de Ogallas. Ya en el Realejo, tanto en el antiguo y clásico 89, y en Casa Castillo, también te poner pequeña tapa, sin incrementar el precio.

Luego otro Bar que te pone aperitivo es el Bar los Chopos, y te comentado sólo los de la zona de alrededor de San Lorenzo.

Lo que si te quiero comentar es que un día tuve el compromiso de atender bien a un viejo amigo que no lo veía desde hace 8 años, y fuimos a comer de manera informal a la Plaza de las Tendillas, y escogimos el GRAN BAR, que tiene una terraza inmejorable, y entre otras cosas pedimos dos medias raciones de gambas blancas, que nos la sirvieron muy bien presentadas. Al pagar la cuenta total, pudimos observar que nos había salido cada gamba a un euro, pero eso sí, calidad del 100. (7 gambas- 7 euros), y cuando nos marchábamos por la Calle la Plata, en una bar que allí se denomina SUR (quizás en atención a esta cerveza), pudimos leer este letrero: "Plato de gambas blancas + cubeta con 6 cervezas, 7 euros", y nos quedamos sorprendidos.


Saludos

Pepebarcelona dijo...

A mi no me gusta hablar mal de ningún negocio,pero es posible que nos leean personas que quieran visitar nuestra ciudad y lo mismo que hemos dado pistas de lugares donde hay un buen tapeo,por respeto a estas personas me atrevo a decir que la conocida calle la Plata,ahora se llama de otra manera,ha perdido su interés como lugar para tapear.Un bar antes famoso por sus gambas cocidas antes siempre frescas,ahora enterradas en sal.Otro bar de la calle,con el tema de ir sacando tapas para ofrecerlas directamente,estas son repetidas,refritas...Mala calidad.Una pena.

Rafael San Martin dijo...

Esperaba una aportación algo cultural al haber nombrado a María Pita como precursora de la sociedad actual al haber tenido varios maridos, como le pasa a determinadas mujeres hoy, o al caso de Agustina de Aragón en la que España o mejor dicho Aragón le roba protagonismo a la sociedad catalana, ya que Agustina era catalana, y me he llevado un desengaño, por lo que ahora aporto una anécdota que me pasó en tiempos remotos.
Estaba tranquilamente comiéndome unos callos y estaba presente un cubano, que no sé si era partidario de Fidel o al contrario, y me dijo: Eso no se lo comen en Cuba ni los perros.
Me sorprendió y me callé y seguí comiéndome los callos.
En estas cosas de la alimentación ocurren cosas curiosas. En una película de Antony Quin, en la que hace un papel de esquimal ofrecen un cuenco de gusanos blancos, y produce eso cierta repugnancia, y siguiendo con la cosa se sabe que las langostas gustaban mucho ( los saltamontes) no los bichos del mar, y ahora se está poniendo de moda lo de los insectos, por lo que llegaremos a tomar una tapa de moscas, si la tele lo considera oportuno.
Saludos.
En otra ocasión comentaré el aforismo que dice, "que no te la den con queso".
Y hablaremos del vino.

Manuel Estévez dijo...


Amigo San Martín:


Tú hablas de María Pita, en relación con el disfrute de determinados manjares que pudistes encontrar en la Coruña. Pero yo te digo, que no tuve la suerte de viajar a la Coruña.

Me hablas de Agustina de Aragón, un personaje, que se imagina que pudo exitir en la Historia de España, y que nadie se pone de acuerdo para saber de donde era. Por lo pronto Aurora Bautista, la actriz española que representó el personaje, ya por si las moscas, ESCUPIO PARA AFUERA AL DECIR QUE AQUEL PERSONAJE, que escenificó no lo gustó para nada, y es que la gente del Cine, gente viva en donde los haya, se apuntan "A TODO LO QUE SE LLEVA", eso si hizo sin que "MENGUE" su cuneta corriente.

La gente del cine, que no tienen ni categoría de Teatro, son como un grupo "HIBRIDO" que miran y requetemiran, por donde VA LA AGUJA DE MAREAR" que se diría en refrán antiguo. Pero que incluso los que se presentan como "MÁS IZQUIERDOSO", no tienen inconveniente en alquilar los servicios de un "AVION PARTICULAR" para que su señora, pueda dar a luz en un HOSPITAL ESPECIAL, fuera del tabardillo que supone un Hospital de la Seguridad Social, tan alabada por ellos de palabras para afuera.

Por tanto amigo San Martín, de Agustina de Aragón, quizás pueda quedar algo de la película, pero no mucho. Y es que la Moral de este País, para bien o para mal, "LO MARCAN LOS DIRECTORES DEL CINE", y es que esa es una gente especialmente preparada para todo.

No hay nada más que ver a la presentadora, del Canal 2 de Televisión, que con apenas edad para saber nada de aqué Cine, alterna el enseñar el canal de su pecho, con frases como: "El Cine encorsetado", "El Cine Caciquil". "El Cine de la represión", y ella tan campante, cobrando a lo mejor DIEZ VECES LO UN TRABAJADOR, cobra al mes.

Este programa de Talevisión es el acto de mayor hipocrecía, que se puede dar en una sociedad, en donde todo el cine que realizaron estos artistas, siempre tiene un pero, para los presentadores a preguntas de la presentadora. ¡Que casualidad que al hablar del Cine de Luis Berlanga", nunca se les ocurre decir que este hombre combatió en la llamada DIVISIÓN AZUL.


Saludos


Pepebarcelona dijo...

Y qué podemos decir de aquellas tapas de entonces,como la asaura frita,la sangre f frita,el higado,la oreja😂😂.Hoy dia espantaria a cualquier chico acostumbrado a las hamburguesas.Y no me digas de aquellos pajaritos fritos,negros y tiesos,que hacían un ruido al masticarlos,parecido al producido cuando pisas una cucaracha.Aunque lo mismo,según dicen los técnicos ,deberíamos encontrar otras fuentes de proteinas en los insectos🤣🤣🤣🤣🤣.Bueno los cordobeses estamos acostumbrados,por el consumo de caracoles,que dicen son de granja.Ya pronto veremos granjas de.....Eso,cucarachasssss🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣

Manuel Estévez dijo...

Amigos:


Aquí vamos de la Historia a la zoología, y queremos recordar aquellas tapas que se comían antiguamente.

En las casas de vecinos, el 24 de diciembre, día de Nochebuena, el menú de la noche casi siempre era Pavo, Gallo o Gallina, en la gran mayoría de los casos. Pero el menú del mediodía de ese día 24, lo que se solía comer era "LA SANGRE FRITA" que se obtenía de la cabeza del ave que se guisaba, y la verdad que con cebolla estaba exquisita.

También en el Matadero Municipal, a los matarifes o empleados del propio Matadero, le facilitaban LATAS CON SANGRE de Res, que en muchos casos vendían por el Barrio.

También las "casqueras" del Matadero, personas que se dedicaban a recolectar las vísceras de los animales que se sacrificaban y luego las vendían. Es curioso que las recogían en cubetas, pero allí iban los callos, las asaduras, las mollejas, etc. y que luego lo vendían en las Tabernas como exquisitas tapas.

En cuanto a los pajaritos, quizás los más apetecibles eran los zorzales. Y en cuanto a la lengua, había quien ponía muy bien la "lengua en salsa" Pero todo esto eran tapas de aquellos tiempos en que todo valía, pero ahora el tema de los pájaros es un tema prohibido.,

Antes era frecuente ver por la calle a gente vendiendo cangrejos, pero esos cangrejos pequeños a los que llamábamos "clásicos", están siendo exterminados en los arroyos de agua dulce por un tipo de cangrejo más negro y que ha venido de América.

En cuanto a los caracoles, creo que es la única industria que ha prosperado en Córdoba, pues cada verano son más los puestos que aparecen por todos los barrios. Uno de los primeros puestos que está datado en Córdoba, fue uno que hubo allá por los años 1950, enfrente del Hospital de la Cruz Roja, pero que con el tiempo desapareció. Luego apareció el del Jardín de los Patos, pero el que más fama llegó a coger es el puesto que puso EL PAJERO, junto a la Fuente de la Magdalena, que adquirieron muy buena fama. Al principio eran solamente caracoles chicos y ya por los años 1980, fueron apareciendo las "cabrillas" y el "caracol gordo" y esta cantidad de caracoles ya se recogen de los Tarajes que había alrededor del río, ni mucho menos, estos ya vienen de Marruecos.

En una zona de España a donde abunda el caracol, es en la zona de Motril y zona de huertas junto a la costa, y allí hasta hace poco no los cogían.

El director de fábrica de Córdoba Sr. Mayendía, (CENEMESA), le traían latas de caracoles gordos ya guisados en el Economato, que venían de Cataluña.


Saludos

Rafael San Martin dijo...

Sr Estévez:
Dicen que uno es de lo que come.
Por lo tanto esos que comían caracoles selectos, es muy posible que les salieran los cuernos, ya que los caracoles son conocidos por aquella frase que dice: caracol, caracol saca los cuernos al sol. Eran cabrones en sentido figurado.
Aunque no tienes curiosidad cultural por saber eso de" que no te la den con queso", te voy a decir el origen de ese comentario.
Iban a vender el vino a Madrid los productores de Valdepeñas, y a veces el vino no era todo lo satisfactorio que debía ser y entonces se llevaban un queso manchego y aprovechando la degustación del vino se lo daban a tomar al que les comparaba el vino. El queso da lugar a que el vino parezca mejor, y por eso se dice que no te la den con queso, porque engañaban un poquito al comprador del vino.
Como en Córdoba no hay producción de queso el vino de Montilla será mejor o peor , pero a "palo seco" no hay engaño posible.
Por cierto en esos lares no se produce vino tinto, por lo que no conocen el famoso sombrero que se produce en la fabricación del vino. tinto, solo se conoce el famosos sombrero cordobés.
El viajar es muy bueno, porque se aprende mucho entre otras cosas, por ejemplo se conoce la famosa butifarra, que se emplea en otros lugares en sustitución del famoso canasto de la Caperucita.
Hay que dejar ya las tapas y pasar al Master Chef.
Saludos, y que el Córdoba le gane el domingo al Zaragoza.

Manuel Estévez dijo...

Amigo San Martín:

Por lo que aclaras que "NO TE LA DEN CON QUESO" mereces un buen reconocimiento, eso está más en línea que lo que su día llegaron a decir los "Catalanes" de que tú pensión, te la pagaban poco más o menos que ellos con su demostrada laboriosidad.

No sé en qué quedará esto del "REFERENDÚM" pero lo que sí es verdad es que se está demostrando "QUE LA HIPOTECA DE LOS PARTIDOS DE CARA AL VOTO", ya que la mayoría de sus afiliados viven de ello, están convirtiendo esto, poco menos que en un "CACHONDEO". y lo malo de todo esto que de vez en cuando aparece por ahí la tal "SORAYA SANTAMARIA", parece que las cosas cada vez está más complicadas. Hay quien sostiene que esta y pequeña mujer en estatura, es UN "TOPO" metida en cualquier política del indeciso Mariano Rajoy, seguramente estarán lo sean los Guardías Municipales, que cobran a lo mejor el menor sueldo de todos los funcionarios, los que llegado el día detengan a los insurrectos de Cataluña.

No sabemos para qué tanto Estado de Derecho, que tanto nos cuesta a nivel económico a España. No sabemos para qué tantas Salas de un Tribunal y otro, repleto de jueces y fiscales, que cobran los sueldos más importantes del España, para que se esté dando la impresión que en las tertulias de la 6ª, tele5, antena3 y 13tv. se esté dirimiendo el futuro de España Es lamentable y bochornoso que gente que lo mismo que hablan de la Pantoja y de Belén Esteban, incuso se atrevan hablar de estos temas.

Saludos

Pepebarcelona dijo...

En Córdoba,hoy día,es normal con la bebida que te pongan una tapa gratis,en casi todos los bares y restaurantes,pero hay que resaltar la que ponen en el restaurante de chico Medina,normalmente es un platillo del plato del día,que suele ser casero:arroz cordobés, habichuelas,estofado.Pero todos son de la cocina y gusto de la tierra.Los dueños son de Espejo,donde se guisa y se come muy bien.Ya en los platos de la carta se deja ver las salsas,que nuestras madres hacían con tanto cariño,suaves,olorosas y con toque de vino de la tierra.

Manuel Estévez dijo...

Amigo:


Ha mencionado usted a un peso pesado de la gastronomía en Córdoba, como es Francisco Medina Navarro, que Córdoba lo perdió porque murió relativamente joven. Este hombre que llegó de la bondadosa tierra de Espejo, en donde su embutido tiene ganado prestigio desde siempre, también supo sentar cátedra en la cocina del Caballo Rojo, y le entregaron el doctorado especial en 1983, cuando en el Monasterio de San Jerónimo, preparó una comida para el presidente alemán y su séquito que nos visitaron. La comida fue una célebre "OLLA PODRIDA", que fue servida a los comensales por Reyes y el amigo Pedro Montes Polo,

Luego el "Chico Medina" se quedaría con la Taberna de la Sociedad de Plateros de Calle Cruz Conde, y luego ya se estableció por su cuenta en la Calle que va de Calle Cruz Conde a Calle Morerías (C/ Historiador Díaz del Moral), Y este restaurante, en la actualidad dirigido por su yerno José Ángel Pérez Yepes, responsable de barra, y por su hijo Francisco Javier Medina Ponferrada “Chico Medina Júnior”, jefe de cocina.

Con estos nombres y éste fundador la garantía de la comida y el servicio están más que garantizados. Cuando allá por los años 1986-87, te llegabas al Caballo Rojo, y era domingo, muchas veces como es costumbre en aquella casa, se guisaba el "Arroz" para los empleados de la casa, camareros, cocineros, e incluso limpiadoras, y yo tuve la suerte de probarlo un par de veces y la verdad que aquél arroz, se me antojó el "mejor del mundo"

Saludos

Rafael San Martin dijo...

El Córdoba perdió.
Cosa a las que nos tiene acostumbrados.
Había bastante gente en el campo, aproximadamente un 68% de ocupación, lo que es un porcentaje parecido a la participación en las votaciones
Luego la gente va al campo lo mismo que a votar, pensando en que va a ganar o a mejorar en este segundo caso.
Y luego pierde o no mejora, porque en algunos casos no mejora sino que empeora.
En fin, las cosas son así.
El entrenador del Deportivo de la Coruña, que se ponía descompuesto cuando su jugador tiraba los penaltis al estilo "panenka", era Irureta, aunque su apellido completo era Iruretagoyena. Luego se fue de entrenador al Atlético de Bilbao y allí duró poco. ¡ Que malos ratos hace pasar el futbol! Sobre todo cuando se pierde.
En Bilbao había un bar donde a Manolete le gustaba comer las ostras que ponían, cosa que en Córdoba no se tomaban ni de tapa.
Los americanos son muy aficionados a poner ostras en esas reuniones comerciales o culturales en las que se hacen de pie y conversando amigablemente. Otro estilo son las barbacoas. En las reuniones anteriores pasan una especie de tapas a las que llaman de otra manera, me parece que canapés.
Saludos.

Pepebarcelona dijo...

En la calle Málaga,existe un bar con sabor a nostalgia del pasado,Bar Carrasquin donde se puede degustar un buen vino,buen queso y tapas de lata pero de calidad.La cerveza muy buena servida en vasos más delgados por la base.Pero lo que lo caracteriza es la clientela y su tipo de conversación,sobre cortijos,toros,toreros y fútbol,por supuesto hinchas del Real Madrid.A mi me gusta tomar el aperitivo,en ese bar porque me recuerda los bares de mi niñez,los bares con clase,de la media-alta.De vez en cuando se deja ver algún torero.

Manuel Estévez dijo...

Amigos:


El Córdoba efectivamente perdió y ya está en la misma línea del año pasado, pero en fin que le vamos a hacer. Se habló hace muchos años que el Córdoba lo iba a comprar KASOGI, pero con tan mala suerte que se le vinieron abajo aquella inmensa urbanización que hizo cerca de la tierra de los "mormones" y tuvo que vender hasta el yater "NABYLA", que tenía hasta los grifos de oro.

Las ostras es una tapa de doble sentido, porque una cosa es a lo mejor que te las comas, y otra que te pregunten si prefieres otras o caracoles.

Sie es verdad que el Bar Carrasquín es una institución en la Calle Málaga, y siguen con su buen vino. Lo que ocurre es que muchos de los tertulianos ya van cayendo. Alli se comen bastantes anchoas.

Debajo del Carrasquin hay una especie de sociedad funeraria, que o están siempre de vacaciones o están siempre cerrados, y me contaron una anécdota, de que para que te pagaran cualquier deceso, tenías poco menos que llevarle el muerto con el ataud al hombro.


Saludos


Manuel Estévez dijo...

Amigos:


Mu chas veces se ha dicho el porqué mucha gente en la antiguedad se solía meter en las Tabernas a consumir el tiempo, y muchas veces sin apenas consumir pues no se tenían apenas dineros para ello.

El vino que era la bebida principal solía costar barato, pero era el rato y el rato que echaban de charla, lo que los "olvidaban" muchas veces de los problemas que en casa tenían.

Pero ahora, las personas normales, las que mayormente piensan en cumplir con sus obligaciones de trabajo, y su entorno familiar, no pueden evadirse de la "problemática constante" a la que te someten los políticos y sus agoreros.

Ni que desconectes el televisor, ni que encondas la radio, en todos los sitios que vas tienes que oir asuntos de políticca, pues es la forma que UNOS POLITICOS, en la mayoría incompetentes, suelen de justificarse.

Y la cosa es que todavía hay políticos que defendiendo el Muro de Berlin, se atreven a hablar de democracia y libertades, y eso es, el colmo de la cara dura.

Las Funerarias su negocio y su cuenta de resultados, están en razón directa, con las muertes, los accidentes, y las desgracias que nos afligen cuando se nos muere un ser querido. Pues igual debe de ser la cosa esta de los políticos, que cuanto más FOLLON y problemas para el país, más se justifica el sueldo que la mayoría cobra.


Saludos





Rafael San Martin dijo...

El comentarista de Barcelona. en el sentido de apellidarse así como Pepe, habla del bar Carrasquin. Pero más antiguo existía un bar llamado Correo que fue el origen de ese Carrasquin.
Existía en esa calle donde está el cine Góngora el edificio de Correos que tenía a un león como máscara donde se echaban las cartas por la boca del león, y por eso el nombre del bar, y allí desapareció Correos porque se trasladó a la calle Cruz Conde llamada anteriormente como Málaga, y se convirtió en un establecimiento llamado Simago el antiguo Correos.
El bar Correo era un local muy pequeño, pero un gran negocio, y el bar Carrasquín no tuvo la gran aceptación del anterior. Su fama era por la cerveza y por las tapas de diversos animales marinos con concha. Sobre ese tipo de tapas hay un relato llamado "La casa de Lúculo", cuyo autor es un escritor muy querido en el periódico ABC.
Carrasco era el apellido de los del bar Correo y los de sus descendientes en el siguiente bar.
Saludos.

Manuel Estévez dijo...

Amigo San Martin:


Siempre tan preciso y oportuno. Efectivamente la fama del Carrasco, viene de una pequeña taberna que abrieron los "Carrascos", a hí al principio de la Calle de Jesús María, nada más pasar DAVID RICO, un lugar en donde se hacía honor al buen helado alincantino.

En el fatidico accidente del autobúas del Río en abril de 1964, uno de los que perdió la vida fue un "Carrasco" que al parecer era familia de una chica que hubo en fábrica llamada Mari Carmen Carrasco.

Este pequeño Bar, con su Salón de "pasen al salón" que era en el cuarillo del fondo que no había espacio para nada más que una pequeña escalera que tenían, se hicieron famosos por sus "tapas rápidas y su cerveza muy bien tirada y fresca"

Quiero recordar de que ellos eran en un principio los dueños del "Chalet de la Galiana" en donde terminó sus días Mayéndía el que fuera director de CENEMESA, y que tuvo el detalle de nacer en el barco que le trasladaba de España a Argentina, pues su madre era la actríz de ópera, la Mayendía, que terminó de "OBLATA", en el convento que las monjas de Jesús de Nazareno, tienen en BETANIA, cerca del Maeste Escuela, camino de Santo Domingo.


Saludos




Anónimo dijo...

Hoy a los independentistas le darán una butifarra de premio.
Es una pena que se rompan los puentes.
Andalucía que nunca se ha destacado por tener una casta de empresarios eficientes, pero si un conjunto de excelentes trabajadores, y en cambio Cataluña al contrario siempre ha tenido la fama de buenos empresarios y deficientes trabajadores que solo les gustaba poner bombas en el Liceo, esa diferencia entre ambos territorios, pero existiendo unión dio lugar a que emigraran muchas personas a Cataluña ( charnegos), y la cosa funcionó bien, pero degeneró. los charnegos se han hecho independentistas y los empresarios catalanes se han hecho amigos de la subvención y de otras cosas, y así andan las cosas.
El Mercado , el famoso "Mercado" solucionará el problema.
El mercado tiene sus costes , especialmente para las personas con menos recursos.
Esa es la tapa que se van a comer algunos, una hermosa butifarra.
Saludos.

Pepebarcelona dijo...

Si hay unos lugares,para disfrutar a la fresca del verano o al sol del invierno,son las plazas
de nuestra hermosa ciudad.Y para el colmo del placer es tomar en ellas un buen vino con
su correspondiente tapa.La plaza de San Nicolas,con la iglesia de testigo,es una de ellas.

Manuel Estévez dijo...

Amigo:


Me encanta su idea de descansar en la idea de disfrutar en una plaza de Córdoba, y para mi cualquiera es buena. Córdoba tiene la calidad de sus gentes que le sobra por los cuatro costados.

Pero es emocionante, tomarse una copa en la Plaza de San Juan de Letrán, en donde cada cliente de Casa Millán, te puede aportar una y mil historias vivida para disfrutarlas.


Un abrazo amigo y disfruta de Córdoba.

Rafael San Martin dijo...

Las tabernas es una cosa del pasado, o sea histórica.
Ya en otro tiempo no les gustaba a algunos eso de taberna y las llamaban bares.
Sin embargo en los EEUU existen unos locales a los que llaman "tabern", o sea taberna y son locales elegantes.
En el pasado existían los casinos y las tabernas y en ambos sitios era diferente el publico que acudía a ellos. En Córdoba había el club Guerrita, y el Circulo de Labradores y el Mercantil que han desaparecido, lo mismo que muchísimas tabernas.
El amigo Estévez nos ha deleitado recordando muchas tabernas, y por cierto el bar Colón no se llamaba taberna y el local de Paco Cerezo se llamaba Casa Paco Cerezo, y parece ser que no les gustaba a muchos llamar a sus locales taberna.
El lenguaje también tiene parte de culpa . se decía "Tiene catadura tabernaria", lo cual no significaba un sesgo positivo.
Al fin y al cabo las tabernas eran casinos aunque se llamaran taberna.
Saludos.

Rafael San Martin dijo...

He cometido una falta de ortografía.
En inglés taberna es con uve o sea tavern.
Saludos.

Anónimo dijo...

El Córdoba por fin ganó.
No hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo aguante.
Saludos.

Manuel Estévez dijo...

Amigo anónimo:


Tienes que ser muy buena persona, cuando el Triunfo del Córdoba, te encaja tan bien. Yo te lo agradezco, porque la cosas de Córdoba me duelen mucho.

El mundo de las Tabernas, era un mundo "itinerante" que de antiguo solía realizar la gente de Córdoba, para hablar y charlar, de todo y acuanto más mejor. Ahora existen bares, que han sustituido a lo que fue la Antigua Taberna, en donde el camarero, parece que te controla, con el "aparato digital" conectado con todo que se pide. Hay que reconocer que con esto de lo "Michelin" y lo "Master Chef", todo lo más importante que hay en este país, "SON LOS FOGONES".

La gente que en el Jardín del Alpargate, espera y espera a que llegue la hora del "COMEDOR DE LOS TRINITARIOS" se sienten como un poco algo "cortados" pues ellos para nada guardan las maneras, que PRESENTÓ "2 de TV". al recrear LAS COCINAS Y COMIDAS del Principe de Mónaco. Hay que tener cara para poner eso en TV.


Saludos